El vaciamiento de la política exterior

Kerry y Wang

¿España sin política exterior? En un reciente análasis, José Ignacio Torreblanca, desgranaba la situación y algunas razones en el caso de una España que, efectivamente, está reduciendo sus capacidades diplomáticas, militares y de cooperación al desarrollo. Cabe una reflexión previa: ¿Y quién la tiene?

 Ningún país de nuestro entorno europeo tiene hoy una política exterior demasiado activa. Sí tienen políticas económicas exteriores, de inversiones, comercio, y, naturalmente, de defensa de intereses tradicionales. Pero política exterior digna y transformadora de la realidad, es decir, por delante de la curva, prácticamente ninguno la tiene. Ni Francia, ni Alemania, ni Reino Unido, ni, menos aún, Italia. ¿Y se la pedimos a España?

La integración europea y la crisis han tenido varios efectos en este terreno. El primero es la centralidad que han adquirido los primeros ministros o presidentes del Gobierno en la política exterior. El problema es que los jefes de Estado y de Gobierno dedican casi la totalidad de sus esfuerzos y atención a la crisis Y dentro de los gabinetes y en Europa, especialmente en la Eurozona, los  ministros de Economía son los que dominan la agenda, mientras los de Asuntos Exteriores que antes eran los que llevaban la voz cantante en la integración europea, la han perdido.

Dentro de cada país, también. Como recordaba en Madrid un curtido diplomático británico, en su país el titular del Foreign Office era de hecho el segundo en importancia, tras el primer ministro, en el gabinete. Desde hace tiempo, por personalidades y por el tema, lo es el canciller del Exchequer. Y no sólo por la crisis, sino por el mayor peso de la geoeconomía sobre la geopolítica.

Las políticas exteriores nacionales han desaparecido –llevan tiempo haciéndolo- en cierto modo sin que hayan sido reemplazadas por una política europea. Y no es porque la UE no tenga su propio aparato de política exterior, el Servicio Europeo de Acción Exterior. Puede que falle el arreglo institucional, pero el hecho es que con mucho menos, hace unos años el entonces Alto Representante, Javier Solana, hacía mucho más. Aunque en algunas cosas (Egipto, Túnez y en general primaveras árabes, o los Balcanes con el acuerdo limitado entre Serbia y Kosovo) la UE tenga un papel importante. Europa parece concentrarse en temas globales (reglas comerciales, cambio climático, etc.), pero no en una política o visión global.

Si en 2003 Solana consiguió que la UE adoptara una Estrategia Europea de Seguridad (completada en 2008), hoy tal ejercicio resulta más difícil en condiciones menos problemáticas ante la reducción de los conflictos armados. Está por ver a dónde lleva el ejercicio de elaborar una Estrategia Global, encargado de momento a cuatro think tanks (el Real Instituto Elcano por parte española). Los europeos competimos entre nosotros y aún  no nos hemos percatado de que por separado somos poca cosa. Pero ¿quién define hoy el “interés europeo” y habla y actúa en su nombre?

Incluso la mayor potencia del mundo, Estados Unidos, tiene una política exterior menos visible, menos activa, menos transformadora, quizás también porque Obama está en otras cosas, aunque le queda por delante su segundo mandato. China sí que tiene una política exterior muy activa, acorde con unos intereses claros en cuestión de seguridad en suministro de materias primas y defensa del principio de la soberanía y está muy activa no sólo en su vecindad, sino en África, Oriente Medio y América Latina. Con todo, su nuevo ministro de Asuntos Exteriores, el relativamente joven (59) Wang Yi (en la fotografía con John Kerry)) ni siquiera es miembro del Politburó del Partido Comunista de China, sino tan sólo del extenso Comité Central.Tampoco lo es una persona por encima de él como Yang Jiechi, su antecesor, ahora consejero de Estado.

Además, para los países occidentales, el predominio en la acción exterior de las preocupaciones económicas, financieras y comerciales tiene consecuencias que no son neutras en términos de valores: la defensa de la democracia y los derechos humanos ha quedado relegada en la UE y en sus Estados miembros. Hacia el exterior y hacia el interior. Lo hemos visto estos días ante lo ocurrido en Venezuela.

Con todo, la mayor pérdida de España no es que por exigencia de la austeridad haya tenido que reducir los instrumentos de su acción exterior, sino que ha debilitado su capacidad de alianzas y coaliciones en una Europa más compleja y un mundo necesariamente multipolar.

Anuncios

Un pensamiento en “El vaciamiento de la política exterior

  1. Me parece que el post se resume en dos ideas, como los Mandamientos:
    1. La politica exterior se ha condensado en los económico, comercial y financiero.
    2. Europa es cada vez más una esquinita en el mundo, sumida en una crisis que no sabe resolver, y sin una politica exterior comun. En un mundo que mueve ya en placas tectóincas de dimensiones continentales, los europeos son un curioso anacronismo: liliputienses vestidos a la antigua que aún nos creemos importantes.
    Por suerte se han sosegado las tensiones derivadas de la destrucción de países, que atormentaron la presidencia de Clinton y el periodo PESC de Solana, desde entonces Europa ha desaparecido.
    Nadie puede decir que no estuviéramos avisados, en su discurso de despedida Robert Gates lo dijo bien claro. La política americana girará al Pacífico por muchas razones, y la generación de dirigentes políticos que se identificaba con Europa concluía con él. Desde entonces el mundo se ha desplazado, alejándose de Europa.
    Pero dicho eso, aún hay mucho que hacer en lo “comercial”. El que Kerry no parara por Madrid en su gira europea es un síntoma malo. A cambio Rajoy ha visitado dos veces al Papa, y le ha regalado una camiseta de la selección de fútol. Al escribir esto uno se da cuenta de que hay causas estructurales, pero también “coyunturales” para que lá política exterior española no marche.
    Un saludo
    John Falstaff

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s